fbpx

Tomar la vida.Tomar a mamá.

Tomar la vida.Tomar a mamá.

La madre a nivel arquetípico simboliza la vida y también la prosperidad,la capacidad de estar enraízado y llevar a término nuestro proyectos.Por eso, desde el punto de vista de las constelaciones familiares es básico tener un vínculo sano con esta figura interna.

Sin duda la búsqueda del ideal, la mamá ideal, la pareja ideal, es una de las cosas que más nos aleja de la felicidad y nos mantiene peleados con la vida tal y como es. También nos mantiene peleados con nosotros mismos y nuestras propias imperfecciones.

Una de las grandes dificultades que enfrentamos es que, nuestras expectativas respecto a nuestra madre, van mucho más allá de lo que una mujer común puede dar.

El maestro de las constelaciones familiares,Bert Hellinger, escribió esta carta a su madre. Te propongo que visualices a tu mamá y se la leas desde el corazón. Y recuerda que todo es un proceso, no vamos del blanco al negro, puede que necesites repetir este ejercicio a lo largo del tiempo en un proceso de ir abrazándola a ella y a la vida cada vez un poco más.

Carta de Hellinger a su madre:           

Querida mamá:

Tu eres una mujer común, igual que millones de otras mujeres. Te amo como a una mujer común.  Solamente por ser una mujer común, has amado a mi padre y también el es totalmente  común. Así es como se juntaron, como hombre y mujer. Se amaron como hombre y mujer, acto totalmente común. Soy fruto de su amor, un amor totalmente común. 

Luego me estuvieron esperando con esperanza, y también con temor, pensando en que todo resultara bien. Entonces me diste a luz con dolores, así como otras mujeres dan a luz a sus hijos.  Entonces, estaba ahí. Ustedes me miraron y se sorprendieron. ¿Es esta nuestra criatura?, pensaron. Se miraron a los ojos, y dijeron, “Sí, esta es nuestra criatura, y nosotros somos sus padres”.

Me dieron un nombre, con el cual soy llamado. Y entonces, me cuidaron a lo largo de muchos años. Se preocuparon de mi bienestar y de lo que quizá necesitaría. Así estuvieron presentes para mí, como millones de padres estuvieron presentes para sus hijos.

Por haber sido tan comunes, también cometieron errores y hubo cosas que me dolieron. Pero sólo porque han cometido faltas, yo pude crecer. Les agradezco que fueran tan comunes. Así los amo, exactamente como fueron. Así fueron buenos para mi.

Querida mamá, aún tengo algo importante que decir: te libero de todas mis expectativas, sobre todo de aquellas que van más allá de lo que se pueda exigir a una mujer común. Nadie ha hecho más por mí que tú. Es mucho más de lo que fue necesario.

Así te amo, totalmente común, como eres, querida mamá.

No hay Comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.

Abrir chat